domingo, 22 de mayo de 2016

Pasado acumulativo: Internet no olvida ¿te acuerdas? PARTE 1

¿Has hecho algo a lo largo de tu vida que no te sientes orgulloso? Los errores a lo largo de la vida son unos pasos obligatorios para acercarse paulatinamente a la madurez y a la disminución de dichos errores. Existen errores que nos persiguen como fantasmas durante más o menos tiempo, según la importancia que le demos, pero probablemente los errores más grandes y vergonzosos los guardamos en la más profundo de nuestro ser para olvidarlo y seguir con una vida normal, eliminando toda clase de pruebas existentes que puedan traer al presente ese error pasado. ¿Y si el presente no pasara?

El pasado no pasa

Desgraciadamente, el concepto de pasado y presente ha cambiado radicalmente. El tiempo no es lineal, ya no viene de un futuro, pasa por un presente y finaliza en el pasado. Actualmente, dentro de unidimensionalidad del espacio-informativo llamado Internet, el concepto de pasado se ha transformado drásticamente.

Desde siempre la ciencia ficción nos ha enseñado ideas y conceptos que veíamos como eso: ciencia ficción. Pero cuando esos conceptos llegaban a la vida cotidiana, habían sido una adaptación tan lenta, que no eramos conscientes que algo que hacía 10 años parecía un cuento de hadas, ahora se convive diariamente. Unos de estos fantásticos conceptos que se maneja en los libros de ciencia ficción es el de "puerta interdimensional", que no sería otra cosa que un portal donde se puede acceder a otra dimensión.

Si nos centramos durante un instante en el concepto de "interdimensional", querría decir que nos podríamos desplazar entre diferentes mundos de diferentes dimensiones. Nosotros tenemos 4 dimensiones (alto, ancho, largo y el tiempo), simplemente comprobable si pensamos que para saber la posición exacta de un objeto debemos tener una coordenadas (longitud, y latitud), una altitud y saber cuando va a estar ahí. Un profesor mío de bachillerato me contó, que si existiesen otros seres de otra dimensión viviendo en el planeta Tierra no se podrían ver. Solo se puede ver a los seres de tu misma dimensión. Por ejemplo,como cuando coges un folio muy fino (de 2D) y lo intentas ver de perfil, llego un momento que desaparece. La única forma de ver las otras dimensiones son a través de portales.

Teniendo en cuenta que Internet carece de espacio (no existe un ancho, largo o alto), se podría considerar que tiene una única dimensión (la dimensión de la información), y si añadimos la dimensión del Tiempo. Estaríamos hablando que Internet tiene dos únicas dimensiones. Y considerando lo que acabo de decir, es imposible ver algo que tiene una dimensión diferente a la nuestra sin ayuda de algún tipo de portal. Los ordenadores, teléfonos móviles, tablets, etc. ¿se podrían considerar como portales interdimensionales que nos permiten interactuar entre las dos diferentes dimensiones?

Océanos de información

Una vez comprendido que Internet se comporta como un espacio "informativo-temporal", donde sus única dos dimensiones serían: la información que se crea y cuando se crea dicha información. Se podría llegar a creer que en Internet (como pasa en nuestro mundo tridimensional-temporal) para que un suceso se considere como tal debe haberse realizado en un sitio (altitud, longitud y latitud) y en un preciso instante (tiempo), y una vez que este suceso se realiza se pierde en la corriente del tiempo y cuanto más tiempo pase más perdido en el tiempo quedará, y solo permanecerá en el recuerdo. Pero desgraciadamente en la Red de Redes no existe una posición física de los sucesos, los únicos sucesos que existen son la Información: vídeos, fotos, textos, datos, bits,... en definitiva: ceros y unos.

Se podría caer en el error de pensar que la información es transmitida a Internet por un emisor que debe estar físicamente en un algún punto del planeta (con sus tres dimensiones pertinentes). Pero cuando hablamos del "universo de Internet" hablamos de la información que hay en la Red. Una pregunta para demostrar esto sería: "cuando subo una foto, ¿dónde está?". La respuesta lógica es decir que estará en algún ordenador-servidor en algún punto del planeta (con sus tres dimensiones pertinentes), pero cuando veo esa foto desde mi ordenador no es porque estoy físicamente cerca del ordenador-servidor, incluso esa foto la puede ver más de una persona a la vez. Entonces esa foto no tiene una posición relativa. Las leyes de la física que aplicamos a nuestro día a día tridimensional no son aplicables dentro de Internet, el flujo de información que se transmite cada instante entre los miles de millones de ordenadores conectados entre sí es solo comparable con las neuronas interconectadas en el cerebro. La información fluye por todos al mismo tiempo, se podría visualizar como un océano infinito donde cada gota es un dato, y donde todos tuviéramos acceso al mismo tiempo.

Tiempo acumulativo

No solo el concepto de espacio en Internet cambia respecto al espacio tridimensional cotidiano, sino también cambia el concepto de tiempo. El Tiempo, como lo conocemos, sirve para situat en una línea temporal los diferentes sucesos que se realizan en el espacio. Estos sucesos temporales se divide en tres estados: pasado, presente y futuro. La noción de futuro no cambia en Internet: suceso que aun no se ha producido pero que se producirá, usando las terminologías de Internet, es un dato que tarde o temprano se añadirá al océanos de información que ya existe. Justamente en el concepto de "océano de información" es de donde deriva los cambios de la interpretación del Tiempo en Internet.

La idea de Presente en el tridimensional-temporal se podría definir como el instante previo en que una acción pasa a ser Pasado. El presente es irrepetible, todo lo que sea visualizar lo ya sucedido es simplemente revisualizar algo que ya forma parte del pasado. Pero en Internet el Presente y el Pasado se fusionan para crear un nuevo concepto que llamaremos "atemporal". Este nuevo concepto viene a definir que cuando se crea información dentro de la Red, esta información perdurará durante todo el tiempo que perdure Internet. La información se acumula en un océano infinito de información, no pasa y se va.

Esta atemporalidad de la información, a día de hoy, produce más beneficios que perjuicio, porque tenemos acceso perpetuo a toda la información que grandes pensadores e intérpretes comparten en la Red y nos permiten recoger y nutrirnos de sus conocimientos sin fecha de caducidad. La evolución de las especies se basa en gran medida en la colaboración y el aprendizaje mutuo, se aprende de los antepasados para no volver a cometer los mismos errores. Cuan evolucionados estaríamos ahora si tuviéramos acceso a toda la información que se ha perdido en guerras, catástrofes o el simple con el paso del tiempo. Ese implacable paso del tiempo que hace olvidar y deteriora las inscripciones y textos que nunca se pudieron recuperar. Solo hay beneficios en un mundo donde el tiempo no pasa, sino que se acumula.

Esclavos perpetuos de nuestro pasado

¿Qué perjuicios podría tener una información atemporal? ¿Cuándo se desea que el tiempo pase y que no vuelva? ¿Cuándo necesitamos que el tiempo nos ayude a olvidar?

Seguramente que son miles los recuerdos que se pueden tener perdidos y escondidos en la memoria que es preferibles no recordar: errores de juventud, fallos infantiles, chiquilladas, etc. Para poder evolucionar se deben cometer errores y aprender de ellos. Es un acto natural de la naturaleza humana (errar es humano). El problema estaría si esos errores, fallos, chiquilladas,... nos persiguiesen durante toda nuestra vida. ¿Se podría vivir con alguien que te recordara cada instante de tu vida todos los errores que has ido cometiendo? 

Continuará...

jueves, 26 de enero de 2012

Nuevas líneas de investigación sobre tecnología de la información y comunicación en educación



 Salamanca (España), enero 2012


Texto realizado por Sergio Carrera da Palma para la asignatura del Máster TIC en Educación “Desarrollo de la investigación TIC” impartida por el Dr. Tejedor Tejedor, de la Universidad de Salamanca, durante el año académico 2011-2012. Basado en la ponencia de Manuel Area y Carina S. González: "Líneas de Investigación sobre Tecnología de la Información y Comunicación en Educación"


Introducción:

La implantación de las TICs en la sociedad actual es una realidad innegable. Las anteriormente llamadas “Nuevas tecnologías”, término obsoleto por su masiva extensión, y actuales “Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC)” se han popularizado y propagado hasta convertirse en uno de los pilares donde recae la mayor responsabilidad de la estabilidad de la sociedad actual.

Las TIC se han ido abriendo paso en todos los campos de la sociedad actual, arraigándose con fuerza y haciendo imposible su extracción sin producir daños irreparables, siendo testigos de una dependencia digital, donde lo físico va abandonando terreno hasta llegar a una inminente extinción.

La educación ha sido uno de los últimos campos donde las TIC han dejado su semilla, y aunque no podamos asegurar hacia dónde va a brotar esta nueva forma de didáctica, todos los autores coinciden en que era un cambio necesario y deseado. En un período donde el espacio y el tiempo están cobrando una nueva dimensión (espacio virtual), la educación siempre se ha caracterizado por un estancamiento y conservacionismos no apto para este siglo.

En 2003, Manuel Area (Educación) y Carina S. González (Informática) en su ponencia “Líneas de investigación sobre tecnologías de la información y comunicación en educación” se percibieron de la importancia de las Tecnologías de la Información y Comunicación y su inminente expansión, exponiendo las líneas de investigación existentes, deduciendo hacia qué camino transitarán.

Mostrando las líneas de investigación existentes en la época, se fomentaba el trabajo colaborativo de los investigadores, dirigiendo los esfuerzos por una misma vía, evitando trabajos paralelos sin interacción, lo que induciría una lentitud en el desarrollo.

Mi propósito es, evaluar el acierto de las líneas de investigación elegidas, comparando las expectativas avivadas en la ponencia con el estado actual de dichas investigaciones. Pudiendo, incluso, llegar a realizar una pequeña lista de posibles líneas de investigación más actuales, y formulando cuestiones sin respuesta que se resolverán con el paso del tiempo.

De la misma forma que el Sr. Area y la Sra. González repetían en la ponencia, mi texto es solo una idea que está, afectuosamente, abierta a críticas y sugerencias.

Investigación en Tecnología Educativa en nuestro país:

Las investigaciones de las Tecnologías Educativas están en pleno auge en nuestro país, aunque en épocas pasada España siempre ha estado en la cola en los desarrollos tecnológicos, convirtiéndose en uno de los últimos países europeos en tener acceso a la conexión de alta velocidad con precios accesibles. Aunque, de forma paulatina supo remontar su capacidad tecnológica, y ya en 2003 se alardeaba de la buena salud de las investigaciones TIC, tanto por su creciente cantidad como por su calidad.

El creciente interés de las nuevas tecnologías, por su mejora de la calidad en todos los terrenos donde accedía, provocó que se acelerase su inclusión en un terreno inexplorado por las TICs, como es la educación. El Gobierno español, con una gran inversión para nutrir a todas las aulas de las tecnologías educativas necesarias para una correcta integración de las TICs, ha producido un aumento en el interés de la población general en cubrir estas necesidades, hasta el momento innexistentes, y convirtiéndolas en indispensables de un día para otro. Este súbito interés por acceder a lo mejor de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación, ha provocado que nuevos investigadores de todo el territorio nacional, se hayan volcado en esta temática.

En la actualidad, la integración de las TIC en el aula es motivo de alardes de políticos y de aumentos de ventas de pizarras digitales, disminuyendo el déficit de alguna empresa de tecnologías. Pero, afortunadamente los docentes nos podemos aprovechas de esta inesperada campaña de actualización de la educación, para poder cambiar la forma de educar y la didáctica. Aunque también estamos siendo víctimas por el otro lado de recortes inexplicables que condenan el futuro de España para poder salvar el presente.


Las TIC en el aprendizaje según los profesores:

Unas de las líneas de investigación que proponen los autores, es la formación del profesorado en TIC. Actualmente, pocos años después de la integración real de las TIC en el aula, podemos empezar a sacar las primeras conclusiones sobre el verdadero impacto que ha tenido esta nueva metodología educativa en los centros escolares y la opinión de los docentes.

Según el “Informe anual sobre el desarrollo de la sociedad de la información en España 2011”, realizado por la fundación Orange, los profesores reconocen la importancia que tiene la tecnología para el aprendizaje. Sin embargo, los profesores parecen mantenerse todavía en la tecnología tradicional, dejando o pidiendo a los estudiantes que usen las TIC sólo en escasas ocasiones. A pesar de que la mayoría de los profesores creen que las TIC pueden mejorar la creatividad, no parecen estar muy dispuestos ni informados para permitir que los estudiantes exploren el uso de las tecnologías como herramienta para el aprendizaje.

Las inversiones financieras realizadas por el Gobierno español se centraba en la actualización de las aulas con nuevas herramientas para el desarrollo de las TIC, pero confiriendo la responsabilidad a los docentes de su formación para la utilización de dicho material. Provocando que los ordenadores y pizarras digitales instaladas en los centros públicos sirvan para ver películas, en substitución del VHS, y para que los profesores no se manchen las manos con tiza, cogiendo ahora los punteros virtuales.

La metodología implantada desde el siglo XIX, de clases magistrales con alumnos estáticos y pasivos, no puede evolucionar sino hay una inversión de tiempo por parte de los docentes, realizando la formación pertinente para conocer los nuevos instrumentos educativos, y tampoco si no hay una flexibilidad de horarios por parte de la administración educativa, que facilite la presencia de los profesores a los cursos de formación sin afectar a sus labores escolares. Provocando que los escasos docentes que realmente confían en un cambio en la educación, tengan que hacer un gran esfuerzo profesional y personal para que la evolución sea posible. Aunque esta evolución sea durante los pocos años que tengan a sus alumnos, hasta que caigan el siguiente curso en la didáctica de otro docente que, acomodado en su puesto de funcionario sin peligro de perderlo por una nula actualización, los desterrará nuevamente a una metodología arcaica.


Recursos informáticos. Nuevos problemas y nuevas necesidades:


Cuánto hemos cambiado:

Desde 2003 el concepto de página web interactiva ha cambiado radicalmente, gracias a los avances tecnológicos en el campo de la informática y de las redes, la velocidad de conexión se ha multiplicado por cien.

A principios de los años 2000, la velocidad de conexión en España estaba caracterizada por no sobrepasar los 42.000 bits/s (1 bit = 1,25 x 10-7 Mb), una de las más bajas de Europa, con estas conexiones era impensable compartir material audiovisual o software. Limitando los intercambios a texto y algunas imágenes. Nuestro país siempre se ha caracterizado por la baja calidad y los altos precios de sus conexiones a Internet, lo que provocó su lenta expansión.

Las primeras páginas web, o web 1.0, estaban diseñadas para exponer información, creando un único canal de comunicación con el lector. Emisor a receptor. Las limitaciones de Internet, por su inmadurez tecnológica, quedaban en manifiestos por la nula interactividad provocada por un estancamiento de la información.

La interactividad con el lector llegó con las páginas web dinámicas, o web 2.0, donde los lenguajes de programación se volcaron con este nuevo medio de comunicación, creando estructuras y protocolos para promover la participación del lector, descartándolo como un convidado de piedra. Ahora el lector tiene mucho que decir y compartir, llegando al extremo que sea el mismo lector quien cree la información y otros lectores la completen y corrijan (las llamadas Wikis), dejando a un segundo plano, y en vías de extinción, la imagen del administrador web como el único con poder de crear contenido en las páginas.

Gracias a las Wikis o los Foros, normalizaron la idea de compartir los conocimientos por un bien común. Ya no es útil crear contenido con un acceso limitado o marcado con un precio, la distribución de conocimiento sin restricciones, estimula un crecimiento común, llegando a un consenso mundial de la respuesta más acertada a una pregunta planteada.

La dictadura de la información, unos pocos pueden escribir y editar lo que debemos opinar y pensar sobre todo, está obsoleta. La solidaridad que crea compartir una duda y la concordia creada por los integrantes en el debate para alcanzar un acuerdo común, solo es observable dentro de Internet. Con el paso del tiempo esa mentalidad se podrá extrapolar a la vida “real” (no debemos considerar como no real la vida dentro de Internet, ya que los actos en la Red pueden tener consecuencias en la vida no virtual).


Identidad digital

Durante la realización del documento de Manuel Area y Carina González, era impensable la idea de Identidad Digital. Este concepto se crea desde la participación del lector como un miembro activo de un sitio web, promoviendo sus ideologías y opiniones respecto a un tema en concreto.

Tanto en los foros, como en los chats y en las wikis, los usuarios que interactúan deben identificarse con un nombre, llamado nombre de usuario o Nick. En los comienzos, el Nick daba la falsa seguridad de anonimato, factor que provocó una doble personalidad en los usuarios comunes en estas páginas: una personalidad en la vida no virtual y otra en la vida on-line. Llegando a convertirse en una seria enfermedad, a mediados de los años 2000.

Las personas enfermas por esta doble personalidad, estaban caracterizadas por una baja autoestima y falta de motivación en su vida “real”. La llegada de Internet, les daba la oportunidad de crear una nueva vida y una nueva personalidad detrás de un nombre de usuario, provocando una marginación de la vida no virtual, eligiendo la vida virtual como real y prioritaria.

Este tipo de personas se reunían en comunidades virtuales donde convivían y se relacionaban, llamadas redes sociales. Con la llegada de la red social Second Life, que consistía en una recreación del mundo real con sus mismas obligaciones y derechos pero desde un punto de vista de un Avatar (la representación digital de una persona), muchas personas encontraron un refugio perfecto donde crear su nueva vida y desechar completamente la vida en el mundo real. Second Life incluso te daba la oportunidad de trabajar en uno de sus comercios virtuales para poder ganar dinero virtual que podrías canjear como dinero real.

Esta red social tuvo un gran éxito, grandes marcas de automoción crearon concesionarios virtuales, e incluso los principales partidos políticos españoles realizaron mítines en sus salas virtuales. Afortunadamente fue un éxito pasajero, probablemente por su exactitud de la realidad, las personas llegarían a tener las mismas obligaciones y problemas que en la vida “real”.

Las redes sociales que surgieron con posterioridad descartaron la idea de favorecer el anonimato de sus integrantes, y fomentaban la publicación de los datos reales de los usuarios. El éxito de estas últimas residió en marcar el fin de una navegación anónima, ahora todos los usuarios están localizados y sus pasos seguidos por los demás. Remarcando la importancia de crear una saludable identidad digital, cuidando los actos que se puedan realizar dentro de la virtualidad, ya que las consecuencias pueden afectar a la vida no digital.

Facebook cambió su política de privacidad para apoderarse de los derechos de toda la información y archivos que sean colgados en su página, otorgándose máximos poderes para usar información a su beneficio. Existen investigaciones que afirman que la CIA es uno de sus mayores socios y usa la información de los usuarios para detectar posibles atentados en EEUU. También se afirma que los datos de los usuarios son vendidos, al mejor postor, para realizar estudios de mercado. También se utiliza para descartar posibles candidatos a un trabajo: según sus ideologías publicadas o fotos colgadas.


¿El fin de la privacidad? ¿Iniciamos la era de la privacidad compartida?

Es de todos conocidos, el afán que tiene el ser humano de enriquecerse de todo el conocimiento e información que pueda alcanzar. Pero también existe un grupo más reducido de personas que dentro de lo llamado “enriquecimiento de conocimiento” también incluye conocer y saber todo lo que otras personas están haciendo en todo momento (de ahí el gran éxito de la prensa llamada rosa).

La mayoría de las redes sociales más populares de la actualidad deben su éxito a la alimentación del morbo que genera conocer los fortunios y desgracias de las personas cercanas. Una de las nuevas actualizaciones, y más polémicas, que está desarrollando la red social más popular de la actualidad, Facebook, integrará un seguimiento en tiempo real de las páginas web que sus usuarios visitan.

Una posible cuestión a plantearse es si la falta de privacidad en Internet es algo pasajero, preocupante o una evolución natural.

Haciendo un paralelismo con la vida real: las calles peatonales podrían ser las páginas web que visitamos, y tomar un café con alguien sería como agregarlo públicamente como amigo en una red social. Visto desde este punto de vista, no nos alarmamos cuando alguien nos ve paseando por una determinada calle, o si somos vistos con alguien compartiendo una conversación en un bar.

Considero que no debe ser tan alarmante que las personas conozcan nuestros movimientos en la Red, creo que el error es mantener la mentalidad de Internet como un lugar donde se puede navegar de forma anónima y sin preocupaciones de los actos realizados.

La responsabilidad de los docentes, de las generaciones próximas, será enseñar la correcta utilización de las herramientas TIC. Correcta, en el sentido más amplio, no limitándonos a que conozcan la herramientas y sepan su funcionamiento, sino las consecuencias de un mal uso de las TIC. Un acto incorrecto dentro de Internet nunca se olvida, todo queda guardado para siempre. 


“Lo que hacemos en esta vida, tiene un eco en la eternidad”
Máximo Décimo Meridio

Web 3.0, perfil único:

La dinamización de la información gracias a la globalización mundial a través de la conectividad a la Red, provoca una avalancha masiva de conocimiento diario. En cada momento hay miles de personas escribiendo y comentado sobre algo que otra persona ha escrito o comentado, que a su vez habrá leído o visto en otro lugar. Esta ramificación de información provoca una explosión de datos originados por un nodo que se crea por un acto concreto: incidente internacional, comentario de una personalidad pública, una ley aprobada o rechazada, deportes, etc. (un “etc” hasta el infinito).

A diferencia de antiguamente, las personas desean compartir sus ideas y comentarios sobre una noticia. La web dinámica, web 2.0, provocó el acercamiento de los usuarios a Internet, pero ahora los usuarios son Internet. El 98% de las personas con acceso a la Red, ha dejado un comentario en algún foro, red social o chat. El perfil de la única persona que podía plasmar la información en una página web, webmaster, esperando a que los usuarios la leyesen sin ninguna clase de interacción, ha llegado a su fin. Internet se construye sola, cada instante se crea un nuevo post donde otros comentan, y cada comentario da pie para crear un nuevo post, creando un ciclo cerrado.

¿Debemos plantearnos pasar página de las web 2.0 y pensar en las web 3.0?

La idea no es absurda, visto que la filosofía de la 2.0 se ha quedado obsoleta. En esta, los lectores comentaban lo escrito por el webmaster, ahora todos los usuarios son webmaster y, a la vez, todos son lectores.

Vista la posibilidad de un cambio de mentalidad respecto a la interacción que se realiza en Internet, ¿es correcto continuar investigando la web 2.0 si puede que esté llegando a su extinción? ¿Debemos anticiparnos al cambio para llevar la iniciativa con la web 3.0, que nunca tuvimos con la 2.0, causada por la llamada brecha digital?

Inteligencia Artificial en Educación

En la ponencia “Líneas de investigación sobre TIC en educación” auguran un prometedor futuro de la Inteligencia Artificial (IA) dentro de la educación. En aquellos años la IA era un tema de investigación que estaba en pleno auge, las posibilidades que podría conseguir con esta tecnología estaban sobrevaloradas gracias, en gran parte, por la desatada imaginación en los films de ciencia ficción.

El desarrollo de las tecnologías necesarias para una aplicación de las IA en la vida cotidiana, y en particular, en la educación son demasiado precarias y, pasarán varios lustros hasta que el software educativo se caracterice por su inteligencia artificial. Este tipo de ciencias tienen mucho éxito en terrenos como los videojuegos y los simuladores de F1, tanto uno como el otro están ligados a grandes empresas que pueden permitirse una gran inversión para lograr una inteligencia en un ordenador.

¿Qué beneficios reales puede otorgar una aplicación de las IA dentro de la educación?

Queda patente que si la línea de investigación que marcó esta ciencia se quedó huérfana, fue justo porque nadie era capaz de responder esta cuestión.

Personalmente, no le hubiera dado más importancia a esta línea y su desafortunada extinción, si no hubiera presenciado el último congreso JUTE 2011 realizado en Sevilla, donde Pier Giuseppe Rossi (profesor de tecnología educativa en la Universidad de Macerata) relacionó la web 3.0 con la inteligencia artificial.

Steve Wheeler, profesor asociado de tecnología educativa en la Facultad de Salud, Educación y Sociedad de la Universidad de Plymouth, defiende que la web 3.0 está directamente relacionada con el e-learning, en un futuro con dispositivos móviles inteligentes que pueden extender, mejorar y transformar la experiencia del aprendizaje, refiriéndose a los nuevos entornos personales de aprendizaje de los alumnos y alumnas. Defiende que las nuevas formas de comunicación, gracias a las redes sociales y la conectividad perpetua de los dispositivos móviles (Smartphone), han cambiando la forma de comunicación y de relación con el resto de personas, y que se debe aprovechar esta nueva forma de comunicación para cambiar la manera de educar, por una metodología más individualizada, donde las personas reciban justo lo que precisan para su desarrollo, creando una educación propia del siglo en que estamos.

El fin del 3D

Einstein demostró que el espacio y el tiempo estaban unidos, de forma que no existían por separado, sino que eran un único plano de la realidad: las cuatro dimensiones del espacio-tiempo.

El mayor físico teórico de la historia nunca pensó que su teoría quedaría apartada por un invento tan siemple como conectar unos ordenadores, y estos a otros que a su vez están conectados, creando un espacio virtual donde las personas viajan a todas las partes del mundo sin moverse de sus casas, o paseen por la biblioteca de Madrid mientras hablan con un compañero de Puerto Rico, a la vez que participa en una conferencia en Milán. Se ha modificado tanto el concepto de espacio-tiempo que debemos cambiarlo, ya no solo Dios está en dos partes a la vez. Parece un pensamiento ridículo, pero nos afecta en muchos aspectos.

En el texto de Manuel Area y Carina González hablan de la realidad virtual, planteada de una forma que es demasiado futurista incluso para la actualidad. Hablar de gafas de realidad virtual es aceptable, pero trajes con cascos y esferas que nos transportan a unos lugares virtuales creados por una persona que simulan a la perfección todos los sentidos (oído, tacto, olfato, vista y gusto), es algo más próximo a la ciencia ficción.

Al concepto de realidad virtual le añadiría la idea de realidad aumentada. La realidad aumentada consiste en, gracias a un dispositivo, dar más información en un momento sobre un lugar de la que simplemente con los sentidos podamos adquirir, se podría llamar un “sexto sentido”. Un tipo de realidad aumentada son los auriculares que se usan en los museos para que vaya narrando lo que estás viendo, cambiando el diálogo según pasas por las diferentes salas. Otro tipo de realidad aumentada, son los GPS de los automóviles o de los Smartphone que te van añadiendo información en el mapa que aparece por pantalla: los lugares más recomendados por otros usuarios para visitar, e incluso poder compartir comentarios de un restaurante cercano.

¿Cómo aplicar la tecnología de la realidad aumentada en un aula 2.0?

Una de las ideas propuesta por uno de los autores es, excursiones por la montaña donde cada niño y niña con su tablet podría realizar fotografías a plantas o animales, y el tablet que le indique la información de lo que ve y proponga alguna clase de juego o actividad sobre ese pequeño “descubrimiento” realizado.

Soluciones tecnológicas para la educación especial:

Durante el curso académico 2008-09 hubo en España 138.817 alumnos y alumnas con algún tipo de necesidad especial, datos facilitados por la Oficina de Estadística del Ministerio de Educación, que con la ayuda de las TIC se les pudo ofrecer una educación con la máxima accesibilidad.

Las Tecnologías de la Información no solo se han centrado en la mejora de la metodología educativa, sino en facilitar la integración de los alumnos con necesidades educativas especiales (NEE).


Además de la creación de un software educativo especifico para estas necesidades, la segunda necesidad más demandada es una mayora accesibilidad del ratón para los alumnos, ya que las dificultades motrices facilitan la utilización de este sencillo instrumento, pero que precisa de una motricidad fina muy desarrollada, convirtiéndose en un instrumento muy discriminatorio.




Información sobre NEE con las TIC

Existen necesidades educativas especiales que se caracterizan por una pobre información pero, de forma sorprendente, las redes sociales se han convertido en el máximo canal de información para recopilar información sobre estos temas.

Durante el estudio sobre autismo en Internet de 2010 de la fundación Orange, se descubrió que el 96% de la información relevante sobre un NEE en concreto, el autismo, se encontraba en las redes sociales.

Este hecho es definible como una auto-alimentación de información, las propias personas interesadas en estos temas se reúnen en redes sociales para crear y compartir toda la información que averiguan por otros medios, no digitales. De esta forma la información llega a las personas de forma directa y personalizada.


Conclusión y reflexión:

Vivimos tiempos donde las distancias son un mero recuerdo del pasado, la información se ha convertido en el bien más valioso causante de guerras silenciosas que provocan estruendos en los medios de comunicación, y las tecnologías han creado nuevas necesidades tan arraigadas que las recordamos como perennes.

Los educadores ven la avalancha de nuevas ofertas educativas como una oportunidad de aprovechar esta inesperada y, posiblemente, eventual énfasis en invertir en una educación moderna, acorde con los grandes cambios que se han realizado en los demás campos de investigación.

La educación empieza a emerger de su oscura cueva, donde lleva recluida desde hace 200 años, para ver los avances y evoluciones que se han producido a sus alrededores durante su larga clausura. Los nativos digitales son los que han obligado a la educación a aceptar la entrada de las tecnologías y a un cambio del rol de profesor, que pasa de ser “el que sabe más” a el que guía”.

Mi temor reside en el pánico provocado por el conocimiento actual del retraso tecnológico de la educación respecto de las demás ramas científicas, y en la premura que puede provocar para alcanzarlos tecnológicamente. Cuando se realizan grandes cambios se precisa de grandes períodos de tiempo, no se puede recuperar dos siglos de retraso en una década, eso provocaría errores en el diseño, aplicación o evaluación de las propuestas.

Considero que textos como los de Manuel Area y Carina S. Gonzáles son necesarios y extremadamente útiles, para conocer los diferentes puntos de vista existentes que hay que seguir para una correcta implantación de las tecnologías, y que todas las personas implicadas vayamos por el mismo camino para aprender unos de otros.

En mi texto solo quería dar mi punto de vista, en grandes trazos, de las líneas de investigación que han elegido como fundamentales para las investigaciones de las TICs, y explicar en qué punto se encuentran en la actualidad. Me he centrado más en el las líneas informáticas, ya que son las que tienen mayores cambios en menos tiempo, porque las líneas pedagógicas están estancadas y la evolución es mínima.


Bibliografía:

·         Gimeno, Manuel (2011). Informe anual sobre el desarrollo de la sociedad de la información en España 2011. Fundación Orange.
·         Busca Martín-Sanz, Carlos (2008). Impacto de las TIC en la Educación.
·         Segura Escobar, Mariano; Candioti López Pujato, Carmen; Medina Bravo, Carlos Javier (2007). Las TIC en la Educación: panorama internacional y situación española.
·         Carnoy, Marin (octubre de 2004). Las TIC en la enseñanza: posibilidades y retos. Universitat Oberta de Catalunya (UOC).
·         Urkijo, Mikel (septiembre 2004). Investigación: Integración de las TIC en centros de ESO.
·         Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (2011). Informe del Sector de las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y los contenidos en España 2010. Edición 2011.
Enlaces webs:
·         El impacto de las TIC en la sociedad catalana (2006):
·         Las TIC, una inversión imprescindible para el desarrollo social (2008):
·         Omatos Soria. Antonio. Identidad Digital:
·         Las empresas investigan a los candidatos por el Facebook (Cadena Ser):

Salamanca (España), enero 2012

Nuevas líneas de investigación sobre tecnología de la información y comunicación en educación

Sergio M. Carrera da Palma

Universidad de Salamanca 

lunes, 26 de diciembre de 2011

Anti-Secreto


Hace unos días hablando con una amiga, me explicó que había leído el libro de "El Secreto". El libro trata de como exprimir todo tu energía para conseguir algo, de concentrarte sobre una meta que quieres conseguir y seguro que "el destino", "la suerte" o "Dios" (como quieras llamarlo) te hace conseguir esa meta.

Yo estaba totalmente en desacuerdo con esa mentalidad, de ahí el título de mi Blog. El peligro de ponerse una meta es obsesionarse con esa meta. ¿Qué pasaría si, por el motivo que sea, no consigues llegar a tu objetivo? Jugar con las creencias de las personas es algo muy delicado y muy serio. Lo primero que se ha de hacer es enseñar a la persona en la no obsesión, darle la suficiente seguridad y autoestima para no dejar que tu bienestar dependa de llegar a esa meta.

Personalmente, considero que las metas han de ser flexibles, deben poder adaptarse a las necesidades, que en un preciso momento, tienes. Es imposible ponerse como meta, que dentro de 10 años debo haber acabado la carrera de Medicina, ya que no se como seré yo con 10 años más, no se cuales serán mis expectativas o necesidades. Ponerse una meta es algo tan complicado como llegar a ella. Ya es complicado ponerse una meta, como para que también nos pongamos una meta temporal: "Debo conseguir acabar la carrera de Medicina en 4 años". Eso me parece un error, ahí entramos en posibles obsesiones, preocupaciones, estrés,... y eso no es bueno para nadie.

La experiencia me dice que lo mejor es ponerse una meta, un objetivo a conseguir a medio-largo plazo, y justo después debemos cerrar los ojos (es decir, no volver a pensar en esa meta, no obsesionarse) y  dejarse llevar por el destino (lo que otros llaman Dios o suerte, yo lo llamaré Destino). Pero nunca un destino que nos dejamos llevar libremente, como quien se deja llevar por una corriente de un río de montaña, es una dejadez dirigida, sabemos las cosas que tenemos que hacer si queremos llegar.

Dentro de un largo periodo de tiempo, vuelves a abrir los ojos y buscas tu meta. Pueden darse tres opciones: 
  1. Aun no hemos llegado: no pasa nada, tenemos la oportunidad de pensar si queremos seguir hacia esa dirección o si queremos marcarnos otro camino. Lo importante es mirar hacia atrás y ver todo lo que ya hemos recorrido.
  2. Has llegado: probablemente hace tiempo que has conseguido tu objetivo y estás mucho más alejado de lo que nunca te hubieras esperado llegar. Tienes la oportunidad de ponerte otra meta más generosa, algo que en su época la diste por imposible pero ahora la tienes un poco más cerca. Se un poco avaricioso: puedes conseguir todo lo que te propongas.
  3. No encuentras tu meta: has recorrido otro camino del que te habías marcado previamente, y lo que antes era para ti una meta imprescindible para tu bienestar, ahora se a transformado en una mera anécdota, y tus preocupaciones y necesidades no se asemejan en nada a las que tenías cuando pusiste tu meta. Tienes un nuevo camino que recorrer con muchas más cosas que aprender, y probablemente que dentro de unos años, tengas otros conocimientos que ahora ni te imaginas.
Para mí la tercera opción es la mejor, personalmente me han sucedido las tres opciones, y eso es lo bonito. Tenemos una vida tan larga y con tantas oportunidades de hacer diferentes cosas y de conocer diferentes personas que nos harán conocer más cosas... y creando un círculo que espero que nunca se rompa. Debemos evitar la rutina, ya que es la forma de que ese círculo se llegue a romper.

¿Merece la pena ponerse metas utópicas?

Yo creo que sí, pero nunca sobre pasar la línea de la obsesión. Alguien dijo una vez:

Existen dos tipos de personas en el mundo: las personas racionales y las personas irracionales. Las personas racionales son aquellas que se adaptan al entorno. Y las personas irracionales son aquellas que quieren adaptar el entorno a sus necesidades. Es gracias a estas personas irracionales que ha habido avances en la ciencia, medicina, derechos humanos,...

Hubo una persona irracional que se puso como meta iluminarse con algo que no sea una vela, llamándole loco, y Thomas Edison creó la bombilla. Con la posibilidad de que le quemaran en la hoguera, Nicolás Copérnico se puso como meta demostrar que la Tierra no era el centro del universo. Alguien dijo que el Hombre podría volar y los Hermanos Wright crearon el primer avión. Einstein demostró que el espacio se pliega y que el tiempo no es lineal, etc etc.

¿Merece la pena luchar por ser el número uno?

Este texto lo he realizado para contestar esta pregunta, e intentaré contestarla con una experiencia mía:

Hace años cuando estudiaba informática, eramos unos 6 en el último curso, de los cuales un chico y yo eramos los que más destacábamos en las notas. Los demás luchaban por el 7 u 8, y nosotros por el 10. En las primeras semanas me sentía muy complacido conmigo mismo, porque mi máximo rival no alcanzaba el 9 nunca, y yo siempre lo sobrepasaba acercándome a mi objetivo, el 10, de ser el mejor sin discusión. Quería llegar a ser igual de inteligente que el profesor que nos daba Programación, él lo sabía todo y yo quería ser como él.

Un día pude apreciar como mi gran contrincante se quedaba hasta bien entrada la noche, ayudando a los otros compañeros, para que ellos pudieran llegar al 7 u 8, y una vez que había ayudado a los demás, dedicaba el poco tiempo de la madrugada para poder realizar sus trabajos.

Yo era el número uno, había llegado a mi meta de ser el mejor de la clase, pero a un precio que no me gustó pagar. Mi gran contrincante era el número uno, pero el número uno del compañerismo y la amistad, y yo había logrado otra meta sin saberlo, era el número uno del egoísmo. 

¿Merece la pena luchar por ser el número uno? Claro que sí, pero todo tiene un precio. Antes de preguntarte si quieres ser el número uno, piensa que si el precio que debes pagar también te merece la pena. Muchos investigadores e inventores pagan el precio de perder las amistades y la familia, pero por un bien que cambiará la humanidad. Es un precio que han pagado y desconocido por todos, yo los considero héroes, yo no sería capaz.

Mi historia acaba bien, después de darme cuenta que ser el número uno no era la meta que yo realmente quería. Dejé de serlo para ayudar a mi gran rival, y posteriormente mi mejor amigo, a ayudar al resto de los compañeros. Así acabar antes sus trabajos y teniendo más tiempo para poder ayudarnos entre nosotros a acabar el nuestro. Así logré mi primer 10, junto a mi mejor amigo, mi ex-rival. Y teniendo que explicarle al profesor como habíamos hecho ese proyecto informático, porque él no sabía hacerlo. Eso sí que es una meta inesperada: conseguir un gran amigo, y demostrar que sabes más que el profesor.

martes, 8 de noviembre de 2011

El valor de la educación y el precio de la enseñanza

Publicado en Reeditor


¿Qué diferencia hay entre los centros públicos y privados/concertados respecto a la composición de su alumnado? ¿Hasta qué punto el asistir a una u otra red condiciona el futuro escolar y social del individuo?

Gregory Mankiw, profesor de Harvard y ex-asesor de la administración Bush, platea en su blog un dilema que se le ha presentado. Dicho dilema hace referencia a la instalación de un nuevo instituto en el barrio donde vive, uno de los más caros y prestigiosos de la zona, y que las autoridades rechazan financiarlo porque aseguran que es demasiado avanzado y causaría desigualdades respecto a otras zonas más pobres.

Con toda seguridad si los hijos del Sr. Mankiw fuesen a ese instituto llegarían a ser grandes eminencias y muy probablemente magníficos profesores de Harvard. Pero si les quedase un resquicio de humanidad en sus corazones plagados de soberbia, implantados por una sociedad capitalista que se les ha sido inculcada desde los pocos segundos de vida, podrían llegar a preguntarse si los grandes logros que han conseguido han sido fruto de sus esfuerzos personales o si es un generoso legado familiar.

“Toda persona tiene derecho a la educación. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.”
Art.26 - 2 Declaración Universal de los Derechos Humanos

Seguramente que los hijos del Sr. Mankiw no se planteen nunca como han llegado a ser lo que son, no porque no quieran, sino porque es lo único que han visto. En una educación privada se veta la posibilidad de una diversidad cultural, ya que los centros están dirigidos a un tipo muy específico de alumnos, lo que supone que se creen más distanciamiento entre las diferentes clases sociales.

En los centros públicos existe una mayor diversidad, pudiendo indagar en diferentes culturas y aprender a respetar al extraño y al diferente, realizando un ejercicio de empatía diario y de solidaridad. Probablemente el nivel educativo sea mejor ya que los docentes públicos han de pasar unas complicadas oposiciones que los califican como los mejores para ese puesto.


El problema reside a la hora de buscar empleo. Eres consciente que al salir del centro educativo empiezas desde cero, y debes escalar poco a poco los escalones necesarios para encontrar un empleo acorde con tus expectativas más realistas.

Los estudiantes de centros privados de alto nivel económico se relacionan diariamente con personas de su mismo nivel social y económico, y que a su vez son parte de familias importantes con importantes cargos en importantes empresas multinacionales, lo que produce unos vínculos que al finalizar los estudios, estos estudiantes tengan más facilidades para encontrar un empleo acorde con su nivel social que se han ido forjando en su centro privado, no tanto académicamente sino socialmente. Cerrándose así un círculo donde solo las personas con capacidad económica pueden indagar, a no ser que alguna familia quiera asegurar el futuro de su heredero/a haciendo un macro esfuerzo económico para poder matricularlo/a en un centro de un nivel social superior a sus posibilidades. Lo cual supone un riesgo, ya que el poder ciega y una vez en la cumbre, a veces tiramos la escalera con la que hemos podido subir.

Personalmente pienso que los prejuicios y separaciones sociales van más allá de las puntuaciones académicas de un centro escolar, las separaciones empiezan en la misma elección del centro, que viene determinada del nivel socio-económico que se disponga, es decir, las separaciones sociales vienen definidas del propio nivel social.

Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”. Albert Einstein.

LINKS

·         La injusticia de la educación privada con sus propios destinatarios (http://decirenlibertad.blogspot.com/2009/05/la-injusticia-de-la-educacion-privada.html)
·         Blog Gregory Mankiw: http://gregmankiw.blogspot.com/
·         El derecho al aprendizaje permanente: http://impreso.elnuevodiario.com.ni/2006/05/07/opinion/18836

miércoles, 19 de octubre de 2011

“Eppur si muove” Educación con/sin religión

Publicado en Reeditor


EL TABÚ DE LA CIENCIA

“Eppur si muove” (y sin embargo se mueve, en español). Según la leyenda fueron las palabras que pronunció el 22 de junio de 1633, después de retractarse ante la Santa Inquisición bajo pena de muerte, una de las primeras personas que se encaró a la iglesia Católica. Esta persona fue Galileo Galilei después de abjurar la visión heliocéntrica del mundo. Esta frase se utiliza mucho en Derecho cuando se debe decir algo que va en contra de los propios pensamientos.

El ejemplo de Galileo es claro para mostrar como la religión en general y el cristianismo en particular, siempre ha formado parte en la historia con un papel sancionador y censurador. Todas las ideas que se alejaban de las Santas Escrituras eran castigadas con penas que llegaban a ser mortales.

Incluso los propios miembros de la cristiandad por miedo a ser tachados como herejes por su iglesia, hacían circular sus teorías de forma anónima: como es el caso del cura polaco Nicolás Copérnico (1473-1543).
Nicolás Copérnico (primera teoría heliocéntrica del Sistema Solar), Gregor Mendel (padre de la genética moderna), Miguel Servet (descubridor de la circulación pulmonar), Berthold Schwarz (primero en utilizar la pólvora para impulsar un proyectil), Marin Mersenne (inventor de la "comunidad científica"), Nicolás Oresme (uno de los mayores pensadores del siglo XIV), Isaac Newton (demostró las leyes naturales del movimiento en la Tierra), etc. ¿Qué tienen en común todos estos padres de la ciencia moderna? Seguramente que lo primero que se nos viene a la mente es que sus aportaciones científicas están contempladas entre los siglos XIV y XVI. Lo segundo y más significativo, es que todas estas personas estaban plenamente relacionadas con la iglesia Católica como sacerdotes, curas, monjes o teólogos.

Es irónico pensar que los pilares de la ciencia moderna vinieran de hombres procedentes de campos cristianos. Esto no es casual, ya que mientras la gente ordinaria eran analfabetismo, su máxima preocupación era la de sobrevivir viviendo un constante temor provocado por una falsa educación religiosa de parte de la Iglesia, estos padres de la ciencia y siervos del Señor su única preocupación era realizar correctamente sus Maitines, Laudes y Vísperas, mientras bebían jarras de vino caliente especiado con canela, por lo que les dejaba mucho tiempo libre para resolver enigmas que nadie creía necesario solucionar.

“La ciencia sin la religión es coja y la religión sin la ciencia es ciega”
Albert Einstein

PRIMEROS DOCENTES

En la edad Media se creía que la educación estaba sobrevalorada, la prioridad era gobernar para unos y sobrevivir para otros. Debemos comprender que quienes tenían la posibilidad de adquirir conocimientos eran los menos, ya fuera porque su familia era poderosa o porque estaban al cuidado de algún religioso o noble importante.

Con el fin de la Edad Media y con la Revolución Industrial asomando por el horizonte, se empezó a dar más importancia a la educación. Encontrándose que las únicas personas capacitadas para formar, ya que sabían leer y escribir correctamente y tenían conocimientos en filosofía y matemáticas, era los monjes.
La educación con estos eclesiásticos tuvo una clara influencia del escolasticismo, que crearon las primeras universidades en el Norte de Europa, pero dejando como “precio” que todas las sedes educativas tuvieran como base la religión.

REZAR PARA EDUCAR

La escuela, tanto las públicas como las de iniciativa social, debe transmitir siempre un profundo respeto y aprecio hacia la religión como algo valioso para las personas y la democracia, tan necesitada de ciudadanos buenos y con principios morales sólidos. Esta exigencia es consecuencia de que la religión es algo valioso para la inmensa mayoría de las personas y de que la libertad religiosa es un derecho fundamental de las personas. En el caso de las escuelas con ideario o proyecto propio, si ésta se identifica con una religión en concreto, además es legítimo y necesario que transmita de forma apologética esa religión que forma parte de su proyecto pedagógico. En el caso de las escuelas públicas sólo se podrá enseñar una religión en concreto si así lo eligen los padres o los escolares y para quienes así lo decidan.
Siempre con profundo respeto a la libertad. En la enseñanza general se debe enseñar la dimensión histórica, cultural, filosófica, artística y social de la religión y dar a conocer los contenidos de fe y moral de cada religión, especialmente de las más presentes en cada sociedad, como hecho digno de ser conocido. En la enseñanza específica elegida por los padres se debe enseñar conforme indiquen las autoridades de cada religión.
Texto de: Benigno Blanco, presidente del Foro Español de la Familia


“El verdadero éxito de la globalización se determinará en la medida en que la misma permita disfrutar a cada persona de los bienes básicos de alimento y vivienda, educación y empleo, paz y progreso social, desarrollo económico y justicia”
Juan Pablo II


EDUCAR SIN LA AYUDA DE DIOS

La educación se puede definir como la transmisión de una serie de valores morales, pero para poder transmitirlos primero se han de elegir cuáles son esos valores. El problema reside que esta elección se basa en la subjetividad del educador, quien debe tener en cuenta factores como: la sociedad actual, necesidades del educado y el futuro que nos alcanzará al paso del presente. En una educación cristiana los valores que se transmiten son de índole religioso, lo que significa que se basan en unas creencias inflexibles dictadas en el Concilio de Nicea hace más de 1.600 años. Es fácil pensar que unos valores con más de 15 siglos de historia no pueden ser los adecuados para una sociedad que cambia cada día.

La religión cristiana fomenta, no con sus palabras sino con sus hechos, la intolerancia queriendo una sociedad donde lo diferente no se respeta y se acorrala hasta que sucumbe a la presión para dejarse llevar por la corriente de la mayoría, fomenta un desprecio a la mujer extirpándola de los puesto de poder con una política de superioridad machista, fomenta el chantaje emocional jugando a ser inmobiliarios divinos vendiendo al mejor postor el metro cuadrado del Edén, fomenta la hipocresía orando por el fin del hambre entre banquete y banquete con unos comensales que rebosan felicidad en forma de grasa, que defienden el voto de pobreza con cubiertos dorados y defienden la castidad violando a menores.

"El espíritu de la educación es el conocimiento, no de los hechos, sino de los valores"
 
William R. Inge (profesor de teología en Cambridge)


EDUCACIÓN CON LA CRUZ O CRUCIFICAR LA EDUCACIÓN

En la actualidad, nos encontramos ante un conflicto originado hace años pero que hoy día sigue estando muy presente: la religión. ¿Debería estar la asignatura de Religión en todos los programas y centros educativos? Un debate candente en los medios de comunicación, política y sociedad. Consultando fuentes de diversas opiniones, creencias y otras más objetivas basadas en datos estadísticos nos sirve como referencia para hacer un recorrido por cada uno de estos argumentos y así, poder clarificar algunos puntos para comprender ambas posturas.

Si nos remontamos a 1948, en la Declaración de los Derechos Humanos, el artículo 26.1 dice “los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”. La ONU (1996) aboga por un respeto sobre la libertad de los padres sobre la educación y que sus hijos reciban la educación religiosa que esté de acuerdo con sus propias convicciones. Además, según los defensores de la asignatura de religión en los colegios, la exclusión de dicha enseñanza, vulneraría la libertad religiosa (art. 16), el derecho de los padres en la formación de sus hijos y la formación misma de los alumnos (art. 27.1) tal y como queda reflejado en la Constitución Española.

Por tanto, teniendo en cuenta estos Acuerdos y Convenios, el Estado debería garantizar la presencia de la enseñanza de la religión en sus propias leyes de desarrollo, como son las leyes orgánicas de la educación y los derechos respectivos, adecuándola sin discriminaciones y con un tratamiento equivalente al resto de las enseñanzas.

Consideran que enseñar religión es necesario porque es una manera de ser en la vida que responde a sus convicciones, unos principios y unos valores que les orienten en su crecimiento hacia el bien y el mal. Al mismo tiempo, desterrar la idea de que la religión forma parte de lo privado y no de lo público, ya que este hecho minusvalora el hecho religioso.

Por otro lado, todos los datos, sean cuales sean las fuentes consultadas, indican que el número de alumnos que cursan la asignatura de religión en el sistema escolar ha ido descendiendo paulatinamente en la última década. Según datos obtenidos de la Conferencia Episcopal Española (1996-2008), en los Colegios Públicos, en primaria, han descendido un 10% los alumnos que cursan religión. En secundaria, el porcentaje de alumnos ha decrecido de un 60.1% a un 49.8%, aunque los datos más significativos son los encontrados en la enseñanza secundaria postobligatoria, un descenso al 36.8% de los alumnos cursan la asignatura. Con otros datos recogidos en prensa, el número de alumnos que eligieron religión este curso es de un 71.2% frente al 73.6% del pasado curso, es decir, 3.430.654 de 4.759.190 de los alumnos posibles estudian religión.

En contrapartida también a posturas cercanas a la religión en los colegios, podemos encontrar a defensores que apuestan más por la enseñanza de la asignatura de Educación para la Ciudadanía porque lleva implícito la “libertad” religiosa, ausente, según ellos, en la doctrina católica. Se amparan en que el Estado es aconfesional, y por tanto, se considera como algo innecesaria la religión estatal y la Iglesia perdería el poder e influencia que aún tiene en la educación española.


Los jóvenes son la esperanza de la humanidad: tienen que poder crecer, por tanto, en un clima de constante y concreta educación en la paz” – Juan Pablo II


CONCLUSIÓN FINAL

Debemos guiarnos tanto por los derechos de los niños como de los padres, esto es; derecho a la educación y derecho a la elección de la educación de sus hijos. Significa, que los padres tienen la libertad de elegir si la asignatura de religión debería formar parte de la educación de su hijo o no y, en la enseñanza de la religión en formación postobligatoria, elección también del propio alumno.

La enseñanza de la religión desde el punto de vista de la aportación al alumno de una visión del mundo constructiva, real y que fomente el bienestar de los demás y de la propia persona. No ver la religión como algo hermético, exclusivista o clasista; entendida como un derecho para todos y que respete a todas las creencias e ideologías.

Los centros pueden elegir ofertar la asignatura e incluirla en el plan educativo, por lo tanto, habrá centros que apuesten por la enseñanza laica y que no la oferten y pueda ser sustituida por otra en la que se imparta los valores y creencias morales que sean beneficiosas para el crecimiento personal de la persona ajustándola de forma satisfactoria a la realidad en la que vive. El símil de la “Ley de la Oferta y la Demanda” en la cual los centros ofertarían dicha asignatura o no y libertad de demandar por parte de los padres un centro u otro. Así se podrían evitar muchos conflictos. Debemos respetar la religión. “Eppur si muove”

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
  •  Breve historia de la educación y la paulatina pérdida de categoría del conocimiento: http://www.eumed.net/eve/resum/06-02/ljbc.htm
  • Grupo de análisis y opinión sobre cuestiones educativas del ICE de la Universitat de Barcelona: http://www.rieoei.org/opinion18.htm
  • Religión y educación - Fernando del Paso: http://latinoamericana.org/2003/textos/castellano/DelPasoCompleto.htm
  •  Historia del Tiempo” de Stephen Hawking.
  •  La religión como factor de atraso científico: http://mujercristianaylatina.wordpress.com/2009/02/17/la-religion-como-factor-de-atraso-cientifico/
  •  La iglesia en la edad Media: http://www.monografias.com/trabajos39/iglesia-edad-media/iglesia-edad-media.shtml
  • Valores religiosos, cuestión de libertad y pluralismo (ABC): http://www.abc.es/20101102/sociedad/valores-religiosos-cuestion-libertad-20101102.html
  •  González Faraco, J.C. y Luzón Trujillo, A.(2008): “¿Ha dejado España de ser católica? Escuela pública y formación religiosa en la educación española contemporánea”. Propuesta Educativa, p.p. 89-100.
  •  II Foro Iberoamericano de Educación: Inversiones y Educación para el desarrollo (2005). Universidad Rey Juan Carlos I. Revista Iberoamericana de Educación.
  •  León Benítez, M.R (2006). “Alcance y consecuencias de la futura Ley Orgánica de Educación: estudio del proyecto aprobado por el Congreso el 15 de Diciembre 2005- (Boletín de las Cortes Generales de 26 de Diciembre de 2005”. Revista Internauta de Práctica Jurídica.
  •  Descienden los alumnos que optan por la clase de religión en España”. http://ReligiónDigital.com
  • Detalhesefeitio (Pavimentos Revestimentos Isolamentos Termicos Isolamentos Acusticos Confragens Drenagens Impermiabilizações. Ramalhal Ameal - Portugal)
Con la Colaboración de Alberto Jiménez